¿Se puede vivir de un blog?

Es muy probable que durante tu infancia y juventud hayas visto muchas películas donde los protagonistas vivían en chalets inmensos y que además trabajaban desde la comodidad de su sofá. Esta es una imagen que a muchos se nos ha quedado grabada en la retina, y es que… ¿a quién no le gustaría poder vivir así?

Levantarse por la mañana, sentarse con el portátil y un café (por favor, ¡que no falte el café!), y a ponerse a currar. Sin pasar frío ni calor, sin tener que preocuparse por la lluvia, ni siquiera por los horarios ni por el jefe. Pero la realidad puede ser distinta. O quizás no. ¿Se puede vivir de un blog? 

¿Qué tengo que hacer para vivir de un blog?

Haz un estudio de mercado

Del mismo modo que hay que estudiar si un negocio puede funcionar en un determinado pueblo o ciudad, hay que hacer lo propio antes de abrir un blog. ¿Cómo se hace eso? Muy sencillo: piensa en lo que te guste mucho y en lo que tengas conocimientos, escríbelo por ejemplo en un documento de word y luego ponte a buscar esas palabras en herramientas de análisis de palabras clave, como estas:

  • SemRush
  • Ubersuggest
  • KWFinder

Si ves que tienen mucho volumen de tráfico puedes dar por hecho de que esa palabra en concreto funciona al estar muy buscada. Pero ojo, tu trabajo no termina ahí. Ahora tienes que mirar si hay muchas páginas web que hablen de lo que tú quieres hablar, y para eso te tienes que ayudar del navegador de Google. De esta manera, podrás saber si tu negocio podría realmente funcionar o no.

Vamos a poner un ejemplo. Si buscamos ”blog de jardinería”, nos salen infinidad de resultados, por lo que podemos deducir que si nosotros quisiéramos crear un blog de esa temática tendríamos problemas para posicionarnos.

Búsqueda blog de jardinería

Pero si somos más específicos y buscamos ”blog de palmeras”, vemos que al menos en España no hay ninguno aparentemente, de modo que sí podría valernos la pena intentarlo.

Búsqueda blog de palmeras

 

Ten claro tu objetivo

Tal y como te comentaba en este artículo, una de las cosas más importantes que hay que hacer cuando vas a crear un blog es el de centrarse en una temática. Cuando se abarcan muchos temas que no están relacionados, o cuando empiezas a escribir artículos sin ton ni son, te puedo asegurar que no vas a tardar mucho en darte cuenta de que eso no funciona. Y es que…

No hay que ser un velocista, si no un corredor de fondo.

No tengas prisa por conseguir cientos o miles de seguidores: poco a poco vendrán si haces las cosas bien, si vas trabajando tu blog y sus redes sociales,… en definitiva, si vas creando una comunidad entorno a tu negocio.

Sé realista

Blogger

Para que todo vaya sobre ruedas desde el minuto 0 o tienes que tener mucha suerte… o mucho dinero para poder corregir o tapar los errores que vayas cometiendo. Nadie va a apostar por ti si tú no confías en tu blog. Además, debes tener muy presente que es muy posible que tengas que invertir para ser visible.

Sí, esto es así: si quieres que la gente te conozca, tendrás que gastarte dinero en campañas de publicidad, aparte de en el mantenimiento del sitio web, de lo contrario seguirás pasando desapercibido, frustrado y con ganas de hacer borrón y cuenta nueva.

No imites a nadie

Imitando o copiando no vas a llegar lejos. Queda claro que ”está todo inventado”, pero tú tienes que poner de tu parte. Buscar tu forma de expresarte, aportar algo que sea único. Analiza los blogs de tu competencia, aprende de ellos, ve qué es lo que les funciona y lo que no, y haz que TU camino sea tuyo de verdad. Personalízalo, añade mejoras.

No será fácil, ya te aviso. Habrá muchas piedras, muchas batallas que deberás de superar. Te caerás muchas veces. Tendrás que mantenerte fuerte y ser cada día una mejor versión de ti, porque eso se acabará reflejando en cada artículo que publiques.

Mantén tu trabajo hasta que estés listo para dejarlo

Oficina

Es normal enamorarse de la idea de ser blogger y en cuanto se empieza a generar algunos ingresos pensar en dejar el trabajo que tenías (yo también pasé por ello). Pero eso no solo es un error, sino que es una locura 🙂  .

Primero debes esperar a que el sitio web te genere los ingresos que necesitas por unos cuantos meses (mejor un año). Si pasado ese tiempo ves que la situación económica puede ser buena solo con lo que ganes escribiendo posts y con los servicios y/o productos que ofrezcas, entonces sí que puedes pensar en dejar de trabajar para la empresa y centrarte en la tuya.

Pero… ¿se puede o no se puede vivir de un blog?

Mi respuesta es . No es coser y cantar, pero si posicionas tu marca personal en tu nicho y luego te dedicas a vender productos y/o servicios, por supuesto que puedes vivir de un blog. Eso sí, olvídate de hacerte millonario, pero… ¿quién necesita tanto dinero pudiendo tener para ser feliz?

Entonces, qué, ¿te animas a despegar? Si necesitas ayuda, ya sabes que puedes ponerte en contacto conmigo.

¿Te parece interesante este artículo?
[Total: 5 Promedio: 4.8]

¿Te apetece leer artículos relacionados?

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Mónica Sánchez Encina.
Finalidad: Moderar los comentarios del blog.
Legitimación: Me das permiso para moderar y notificarte.
Destinatarios: Tus datos se guardan en mi hosting Raiola, cifrado con SSL y 100% seguro.
Derechos: Puedes acceder, modificar y eliminar tus datos cuando quieras.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos personales en mi página web www.monicasencina.com + info