Por qué NO debería de importarte la extensión de los artículos de tu blog (al menos, no demasiado)

Se habla mucho de la extensión de los artículos en diversos sitios web. Cuando acabas de entrar en el mundillo del blogging puedes pensar que cuanto más largos sean tus posts, mejor, ya que eso significará que tendrás una mayor posibilidad de generar un número más alto de visitas, que serán atraídas por un trabajo bien hecho que es recompensado por San Google.

Pero déjame decirte que eso no es del todo cierto. Aunque, por supuesto, no deberías de tomarte mi opinión como válida; básicamente porque del mismo modo en el que todos los humanos somos únicos, con nuestros gustos, preferencias y demás, también lo somos a la hora de valorar las cosas. Entonces, ¿qué vas a encontrar en este artículo? Una reflexión de una chica (vale, ya mujer 😉 ) que lleva metida en esto desde el 2013. Espero que te resulte entretenido.

¿Qué es un artículo corto y uno largo?

Ordenador

Antes de empezar, toca hablar un poco de este tema. Pero lo cierto es que no hay una única respuesta a esa pregunta; es decir, para una empresa un artículo corto puede ser de 300 palabras, otras te dirán que no, que es a partir de las 500. Así que bueno, para no entrar en conflicto con nadie, diremos que ronda entre los 300-500 palabras 🙂 .

Sin embargo, un artículo largo se considera que es a partir de las 800-1000 palabras, más o menos.

¿Por qué no importa realmente la extensión de los artículos?

Voy a ser clara. Según mi experiencia, la extensión no importa siempre y cuando el contenido sea de CALIDAD. Cuando hablamos de calidad, nos referimos a que esos posts ofrecen una información clara, concisa y útil. Y con útil nos podemos a referir a…:

  • es entretenido
  • es didáctico
  • sirve como ‘terapia’

…En definitiva, en algo que podemos aprovechar, ya sea durante el proceso de lectura y/o después.

Un artículo de 300 palabras por ejemplo puede catapultarse a las primeras posiciones rápidamente si el contenido es bueno e interesa a la gente. Por supuesto, para eso el SEO es también importante: si se hace un buen trabajo de keyword research (búsqueda de palabras clave), será más probable que se tenga más éxito que alguien que no ha hecho dicho trabajo, aunque haya escrito un artículo de, por ejemplo, 1000 palabras o más.

El aburrimiento del lector: la pesadilla de los blogueros

¿Alguna vez te ha pasado que has empezado a escribir un artículo largo y de repente te has empezado a preocupar por si el lector se aburrirría? Es normal, y de hecho eso es algo muy bueno, pues te permite conceder la importancia que realmente tiene la extensión de ese artículo en concreto.

Puede que te parezca surrealista lo que te voy a decir ahora, pero es algo que me ayuda mucho en mi día a día: cuando haces algo porque, simplemente, te gusta, es cuando los posts, te salen mejor. Es como si, a medida que los vas escribiendo, »te hablaran», por lo que parece que se escriben solos. Así que no dejes que ese miedo te domine.

Tu preocupación debe de ser la de ofrecer contenido de calidad a tus lectores.

Consejos para conseguir fidelizar a tus lectores

Ordenador

Para ir terminando, me gustaría ofrecerte algunos consejos que creo que te servirán a los lectores de los artículos de tu blog:

Escribe de las temáticas que controles

Cuando una persona escribe sobre algo de lo que no entiende es algo que se nota: usar dos párrafos para decir lo mismo pero con otras palabras, puede haber faltas de ortografía, explicar algo incoherente… Por el contrario, si se escribe sobre un tema que sí se domina, no solo se disfruta más escribiéndolo, sino que además le ofrecerás un contenido que realmente va a poder aprovechar de algún modo.

Revisa las faltas de ortografía

Si un artículo tiene muchas faltas de ortografía, da señal como de abandono, de dejadez. Obviamente, esto no tiene por qué ser así; puede que simplemente la persona que lo haya escrito no sepa algunas normas ortográficas, por el motivo que sea, o que se haya despistado. Pero para evitar dar esa mala y probablemente incorrecta imagen, es muy aconsejable activar el autocorrector del navegador. Te digo cómo hacerlo en Chrome: le das a los tres puntitos que están en la esquina inferior derecha, luego a Configuración, y a la izquierda en el menú lateral a Configuración avanzada – Idiomas y por último activas la Revisión ortográfica.

Publica de forma regular

La frecuencia de publicación va a depender mucho de la temática del blog y de la extensión de los propios artículos, así como de los seguidores que ya tengas. Por ejemplo, si es un blog que acaba de empezar y va sobre una temática que está siendo muy popular, podría ser interesante escribir 3, 4 o incluso 5 artículos cortos por semana; pero si tu blog trata de formación por ejemplo, puede que te vaya mejor escribiendo 2-3 artículos largos a la semana. De todas formas, esto es solo una guía; debes tener presente que lo que les funciona a unos a otros no les va bien en absoluto.

Evita los artículos demasiado cortos

Hemos dicho que el tamaño no importa, pero un artículo extra corto Google no lo ve demasiado bien. Además, piensa que en un post de un mínimo de 300 palabras le puedes insertar algún enlace interno, consiguiendo así que la duración de la visita del lector a tu sitio web sea mayor, y de paso »mantener vivos» los posts que puede que hayas escrito hace tiempo, lo cual me lleva a:

Actualiza tus posts

Si escribes un artículo sobre »Las mejores consolas del año» en el 2018, por ejemplo, aprovecha ese post para ir actualizándolo de año en año. De este modo lograrás que tu blog se mantenga siempre a la última.

Por cierto: no te olvides de modificar la fecha de publicación para que Google sepa que es actual.

Y nada más. Si tienes alguna duda, puedes ponerte en contacto conmigo a través del formulario de contacto.

¿Te parece interesante este artículo?
[Total: 0 Promedio: 0]

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos
Responsable: Mónica Sánchez Encina.
Finalidad: Moderar los comentarios del blog.
Legitimación: Me das permiso para moderar y notificarte.
Destinatarios: Tus datos se guardan en mi hosting Raiola, cifrado con SSL y 100% seguro.
Derechos: Puedes acceder, modificar y eliminar tus datos cuando quieras.
Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos personales en mi página web www.monicasencina.com + info